Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

La Inmunoterapia como el nuevo paradigma en el tratamiento del cáncer

Entrevista al Dr. José Manuel Celaya Velázquez, Director Médico de Bristol Myers Squibb México

De acuerdo con reportes de la ONU, en el pasado 2021 se registraron más de 10 millones de muertes a nivel global a causa del cáncer (1). Llama la atención que, aunque dicho padecimiento es tratable en todos sus tipos, además de ser prevenible y curable en la mayoría de los casos, el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo. 

Hace más de diez años y en este mismo contexto, la farmacéutica Bristol Myers Squibb formó la Red Internacional de Inmuno-Oncología (II-ON), una de las primeras colaboraciones globales para unir la industria y la academia con la intención de promover la comprensión científica de la IO (2).

En coherencia con el trabajo desempeñado por la farmacéutica, nos encontramos con la colaboración del Dr. José Manuel Celaya Velázquez, Director Médico de Bristol Myers Squibb México, a quien agradecemos por la concesión de la presente entrevista para platicar un poco más sobre los nuevos tratamientos contra el cáncer. 

Estimado Dr. Celaya, podría contarnos ¿cuáles son las terapias transformacionales que han desarrollado para pacientes con enfermedades graves como el cáncer?

Respecto al cáncer, hemos tenido un desarrollo y una evolución muy importantes, pues somos pioneros en la inmunoterapia o inmunooncología, como también se le conoce, que son una clase de medicamentos que utilizan el propio sistema inmune para atacar al tumor. Hace diez años logramos introducir en el mercado mexicano la primera inmunoterapia. Su desarrollo ha sido una gran experiencia porque durante ese tiempo ha ayudado a que un 30% de pacientes con enfermedad, incluso en etapa avanzada/metastásica (que se ha propagado a otras partes del cuerpo), estén vivos a largo plazo.

Aunque para algunos pudiese ser una cifra conservadora, el número de pacientes que se benefician gracias a este tipo de tratamientos es significativo, sobre todo si se considera que, por ejemplo, en México cada año más de 195 mil personas reciben un diagnóstico con este tipo de cáncer.

También existe la terapia celular llamada CAR-T (terapias de células T con receptores quiméricos de antígenos), que es una innovación terapéutica en la que al paciente se le extrae sangre seleccionando sus linfocitos T (un tipo de glóbulo blanco).  Una vez que dichos linfocitos han sido modificados por el laboratorio con un nuevo receptor insertado que identifica y destruye las células del cáncer, se vuelve a infundir en la persona como medicamento celular.

¿Por qué la Inmunoterapia es llamada como el nuevo paradigma en el tratamiento del cáncer?

El concepto de la inmunoterapia es muy interesante, con ella estamos llegando a lo que vemos en las películas de ciencia ficción, en donde el propio sistema inmune es el que ataca al tumor. Estamos volviendo al cuerpo a su estado natural de tal forma que identifique cuáles son las células que no deberían estar ahí y las elimine. Vamos a hablar primero de lo que es la inmunidad: es el sistema que nos permite defendernos contra lo que no es propio. Su principal función es destruir a los agentes invasores: virus, bacterias, hongos, parásitos. Sin embargo, en ocasiones este se convierte en un riesgo letal para su propietario.

La intención del sistema inmune es identificar estas células cuando todavía son un número reducido, o bien cuando todavía están iniciando una transformación y que no son del todo malignas; las identifica, las ataca y las elimina, a eso se le llama inmunoedición. Es un concepto que podríamos decir reciente, pero que ahora en oncología se ha visto que tiene un rol muy importante. 

La artritis, el lupus, la diabetes tipo I y otra cincuentena de enfermedades autoinmunes se deben a que el sistema inmune del paciente se excede en sus funciones y reacciona contra sus propias células. Y al revés, las inmunodeficiencias que nos desprotegen de las infecciones y otras enfermedades se deben a que el sistema viene pisando demasiado el freno. Jugar con ese delicado balance, al que nosotros llamamos puntos de control inmunitario, es una de las líneas de investigación más prometedoras contra el cáncer, que han hecho posible el desarrollo de las llamadas inmunoterapias.

Estas son resultado de la investigación financiada por Bristol Myers Squibb (BMS) en alianza con el Dr. James P. Allison, director ejecutivo de la plataforma de inmunoterapia del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, Estados Unidos y del Dr. Tasuku Honjo, de la Universidad de Kioto, Japón. 

El trabajo de ambos investigadores se concentró en aprovechar justamente la capacidad del sistema inmune de identificar y eliminar las células cancerosas, motivo por el que se hicieron acreedores al Premio Nobel de Fisiología/Medicina 2018. Su objetivo fue buscar la forma de quitar los frenos y acelerar las reacciones de defensa propias de una persona. Se trata de una nueva realidad terapéutica que está probando ser útil en varios tipos de tumores y de la cual un tercio de los pacientes se pueden beneficiar. Además de tener menor toxicidad, comparada con tratamientos tradicionales, una de sus principales ventajas radica en su reacción muy específica según el tumor que se está tratando a diferencia de las terapias convencionales.

Si bien la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia o las terapias dirigidas han representado la base del tratamiento de las enfermedades oncológicas, la supervivencia a largo plazo y una buena calidad de vida siguen siendo inalcanzables para muchos pacientes con enfermedad avanzada/metastásica. Para muchos tumores comunes, las tasas de sobrevida a 5 años siguen siendo bajas, por lo tanto, existe una necesidad no cubierta con el actual estándar de tratamiento.

Hallazgos recientes con terapias que usan el sistema inmune del cuerpo para luchar contra el cáncer (terapias Inmuno-oncológicas) han alimentado la esperanza, por primera vez, de que la sobrevida a largo plazo y calidad de vida sean posibles para personas con muchas formas de cáncer avanzado. Estas terapias convencionales utilizan herramientas ajenas al organismo y actúan directamente sobre el tumor. En cambio, la I-O aprovecha el propio sistema inmune y activa sus mecanismos naturales para que produzca células T que ataquen desde adentro a las células tumorales, es decir, de la misma manera que el organismo lucha contra otras infecciones y enfermedades.

Aunque la inmunoterapia ha sido toda una revolución, los datos más recientes indican que ya no se debe de hablar de un esquema de tratamiento individual, sino en combinación con otras opciones terapéuticas para mejorar los resultados de salud de los pacientes, además de que también se ha demostrado que la detección temprana y un buen entrenamiento al equipo clínico que las administra es clave en el pronóstico de recuperación y cura.

Hoy, por ejemplo, sabemos que la inmunoterapia dual más quimioterapia se perfila como el tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) (3), la forma más común de cáncer pulmonar y cuyo factor principal de riesgo es el tabaquismo (4). Desafortunadamente, este tipo de tumores suelen ser diagnosticados de manera tardía; por eso, su manejo se enfoca principalmente a estadios avanzados o metastásicos. Este esquema terapéutico ha demostrado progresos clínicamente significativos en la supervivencia global (periodo que pasa desde que comienza el tratamiento hasta el último control) (5) y en la supervivencia libre de progresión (tiempo donde la condición no empeora desde el tratamiento) (6). Con una enfermedad compleja como el CPCN, que actualmente afecta a más de 7 mil mexicanos (7), la disponibilidad de diferentes opciones de tratamiento es crítica para los pacientes que se enfrentan a un pronóstico difícil, de ahí que el acceso a medicamentos innovadores sea crucial.

También hay varias líneas de investigación abiertas en este campo con diferentes combinaciones inmunoterapéuticas altamente eficaces y que pueden cambiar la manera de tratar el melanoma a futuro, sobre todo en fase avanzada con o sin mutaciones en un gen específico llamado BRAF, que se presenta en 50% de los casos (8); o bien, en tumores metastásicos inoperables al inhibir las proteínas LAG-3 y PD-1 que impiden que el sistema inmune logre una respuesta enérgica contra las células cancerosas (9). 

Con base en los avances médicos hasta hoy vistos ¿Cuál considera que es el futuro de la oncología personalizada y qué esfuerzos realiza BMS para conocer mejor la biología del cáncer?

Yo creo que afortunadamente se abre un panorama de posibilidades para los pacientes con cáncer. Hoy, se sigue considerando a la quimioterapia como una opción terapéutica, pues hay tumores que requieren que a través de sustancias tóxicas se reduzca el tamaño del tumor para que pueda haber una buena cirugía o una respuesta más rápida. Existen también lo que llamamos las terapias target, terapias blanco o terapias diana, que son terapias que identifican específicamente un marcador de cierto tumor. Digamos que yo desarrollo un cáncer de pulmón que tiene una mutación, lo que hace esta terapia dirigida es atacar directamente esa mutación. Esa terapia la llamamos blanco diana (como las dianas de los Juegos Olímpicos), porque va específicamente dirigida a esa mutación, y si ese tumor en el pulmón no tiene mutación, el medicamento que yo le voy a dar no le va a servir absolutamente de nada, entonces dichas terapias son para ciertos tumores específicos.

¿Cuál es el futuro que esperamos? esperamos combinaciones de estas terapias, pero para ello debe de haber un buen diagnóstico completo para que yo le pueda ofrecer la mejor opción terapéutica. Y creo que también vamos a ver más desarrollo hacia la resistencia a ciertos tumores porque, desafortunadamente, vemos que también hay tumores que son resistentes y que expresan otras proteínas, otras variantes mutacionales que no les permiten responder a este tipo de terapias, aún con combinaciones, y ahí es hacia donde se va a dirigir la investigación, a identificar qué tumores son los que podrían desarrollar resistencias para tratarlos desde un inicio. 

Actualmente, seguimos buscando terapias a la vanguardia de la innovación científica. Por ejemplo, a través del uso de la medicina de precisión y traslacional, que combina disciplinas, recursos, conocimientos y técnicas, estamos tratando de identificar a las poblaciones de riesgo y seleccionar el tratamiento adecuado para cada una, en función de la biología de su enfermedad; incluso, potencialmente antes de que comiencen a mostrar los síntomas. Esto evita la frustración de probar múltiples terapias antes de encontrar la que ofrece mejores resultados y, por supuesto, reduce considerablemente los gastos asociados para los sistemas de salud, gobiernos y pacientes.

¿Realizan algún programa de educación médica para ayudar a los profesionales de la salud en las decisiones terapéuticas con sus pacientes?

  1. Sugerimos destacar la importancia de la educación médica en formato híbrido

Hablar, por ejemplo, de la importancia de eventos como Synergy, que realizó BMS recientemente en Mérida, Yucatán, para actualizar a la comunidad médica sobre el uso de medicamentos innovadores y esquemas terapéuticos para diferentes tipos de cáncer que afectan a los mexicanos, entre ellos tumores renales, gastrointestinales, de pulmón y melanoma, y que además contó con el aval del Consejo Mexicano de Oncología, A.C, con nueve puntos de recertificación, mismos que reconocen el esfuerzo de los profesionales de la salud.

  1. Nuestro Programa de Soporte al Paciente, el cual les ayuda a mejorar el control de su condición de salud. 

La priorización de colocar a los pacientes en el centro de todo lo que hacemos reafirma nuestro compromiso, y seguiremos fomentando y fortaleciendo las alianzas con actores clave, incluidos los gobiernos para que, a través de la ciencia y tecnología, encontremos soluciones conjuntas que contribuyan a mejorar la salud de las actuales y futuras generaciones.

En esta era en que la modernización es indispensable para cualquier industria ¿Qué procesos tecnológicos ha implementado el área médica de BMS para mejorar su desempeño interno y sus procesos de R&D?

  • Durante el primer mes de la pandemia nuestro equipo de I+D no pudo acceder a las instituciones donde se estaban llevando a cabo los ensayos clínicos y esto nos hizo cambiar significativamente la forma en que opera BMS. 
  • Decidimos integrar la tecnología en toda la cadena de valor. 
  • Fortalecimos nuestro enfoque con profesionales médicos a través de herramientas digitales y también cambiamos nuestros programas de capacitación a modalidades en línea.
  • Internamente, comenzamos a perfeccionar nuestras plataformas de datos y cadenas de suministro, y ofrecimos a todos nuestros colaboradores la posibilidad de trabajar vía remota.
  • Todo el equipo de BMS enfrentó este desafío con resiliencia y hemos aprendido a superar las crisis mientras crecemos y brindamos soluciones integrales a nuestros pacientes. 
  • Definitivamente la digitalización y el trabajo colaborativo llegaron para quedarse y seguirán siendo pilares estratégicos para seguir impulsando la innovación de la empresa.

Para finalizar, Dr. Celaya, a su consideración ¿cuáles son los logros y avances que más han impactado positivamente en la vida de sus pacientes?

Para nosotros es un orgullo tener una historia de excelencia científica, contribuyendo a transformar los resultados de salud de pacientes con enfermedades graves como el cáncer. Tenemos un gran compromiso con la investigación de nuevas terapias innovadoras, por lo que en los últimos 5 años, en BMS México hemos invertido más de 60 millones de dólares en I&D, cifra que planeamos seguir manteniendo.

Hoy, contamos con más de 50 estudios clínicos en diversas áreas terapéuticas: oncología, inmunología, cardiovascular, hematología y fibrosis, en donde se encuentran participando más de 300 pacientes en 80 diferentes sitios de investigación del medio institucional y privado alrededor del país, siendo de las pocas empresas que tenemos equipos de I&D en instalaciones del IMSS desde hace 10 años.

México es la filial que lidera el proyecto más importante en protocolos de investigación de cáncer de mama; de 10 autores del protocolo, 3 son investigadores mexicanos.

Editorial Clinical Research Insider

Referencias Bibliográficas 

  1. (2022), El cáncer afecta a todos igual, pero millones de personas mueren por la desigualdad de acceso al tratamiento.  Recuperado el  19 de septiembre 2022 desde: https://news.un.org/es/story/2022/02/1503572
  2. (2020), Unidos para enfrentar el Cáncer. Recuperado el 19 de septiembre 2022, desde: https://www.bms.com/es/life-and-science/science/united-to-face-cancer.html
  3. E-cancer. (2020). BMS anuncia la aprobación de la UE de la opción de tratamiento de primera línea para el cáncer de pulmón de células no pequeñas avanzado. 31 de agosto de 2022, de Ecancer Medical Science Sitio web: https://ecancer.org/es/news/19042-bms-anuncia-la-aprobacion-de-la-ue-de-la-opcion-de-tratamiento-de-primera-linea-para-el-cancer-de-pulmon-de-celulas-no-pequeas-avanzado
  4. Institutos Nacionales de Salud, Gobierno de Estados Unidos. (2022). Fumar es el factor de riesgo principal del cáncer de pulmón de células no pequeñas. 31 de agosto de 2022, de Instituto Nacional del Cáncer Sitio web: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/pulmon/paciente/tratamiento-pulmon-celulas-no-pequenas-pdq#_118
  5. Clínica Universidad de Navarra, España. (2022). Diccionario médico: Supervivencia global. 31 de agosto de 2022, de Universidad de Navarra Sitio web: https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/supervivencia-global
  6. Institutos Nacionales de Salud, Gobierno de Estados Unidos. (2022). Supervivencia sin progresión. 31 de agosto de 2022, de Instituto Nacional del Cáncer Sitio web: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionarios/diccionario-cancer/def/supervivencia-sin-progresion
  7. International Agency for Research on Cancer. (2021). México: Source Globocan 2020, Incidence, Mortality and Prevalence by cancer site. 31 de agosto de 2022, de World Health Organization. Sitio web: https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/484-mexico-fact-sheets.pdf.
  8. Equipo de redactores y editores de la American Cancer Society (ACS). (2022). Medicamentos de terapia dirigida para el cáncer de piel tipo melanoma: Medicamentos que atacan a las células con cambios en el gen BRAF. 31 de agosto de 2022, de ACS Sitio web: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-piel-tipo-melanoma/tratamiento/terapia-dirigida.html
  9. Institutos Nacionales de Salud, Gobierno de Estados Unidos. (2022). La FDA aprobó Opdualag, la primera inmunoterapia dirigida a LAG-3. 31 de agosto de 2022, de Instituto Nacional del Cáncer Sitio web: https://www.cancer.gov/espanol/noticias/temas-y-relatos-blog/2022/fda-aprueba-opdualag-melanoma-avanzado

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top