Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

Estudio prueba cómo evaluar la función muscular de la rodilla 

La fuerza explosiva es definida como la mayor tensión muscular por unidad de tiempo, es decir, la capacidad del sistema neuromuscular de desarrollar elevados grados de fuerza en el menor tiempo posible. Es esencial para el rendimiento de los atletas y la población en general (independientemente de la edad o actividad física que se desempeñe), se asocia con el rendimiento de velocidad y agilidad, el control del equilibrio y el riesgo de caídas. 

El salto de altura, carrera y natación de velocidad, lanzamiento, atletismo, ciclismo, lucha, gimnasia, patinaje de velocidad, canotaje y kayak, son algunos de los deportes que requieren velocidad, potencia y fuerza explosiva. Varios estudios han revelado que existe una correlación entre la fuerza explosiva y el ángulo de fase (PhA, por sus siglas en inglés).

Dado que la fuerza de extensión de la rodilla es primordial para el alto rendimiento atlético y un factor valioso a conocer en adultos jóvenes e incluso mayores con osteoartritis, el grupo de investigación que incluye al Dr. Ryota Akagi, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de Sistemas del Instituto de Tecnología de Shibaura, evaluó la asociación del PhA del muslo con la fuerza muscular máxima, la fuerza muscular explosiva, las propiedades contráctiles y la actividad neuromuscular, para evaluar por bioimpedancia cuál de las dos mediciones: PhA de todo el cuerpo ó PhA sólo del muslo, es un mejor predictor de la fuerza extensora de la rodilla. 

Los resultados del estudio revelaron que tanto el PhA de todo el cuerpo como el PhA del muslo están asociados a la fuerza muscular de los extensores de la rodilla, sin embargo, dicha asociación se debe a las propiedades contráctiles de los músculos más que a cualquier aspecto neural. Este estudio es prometedor por las implicaciones para poder evaluar y monitorear la fuerza muscular, tanto en deportistas (que necesitan mantener la fuerza muscular en la rodilla para rendir mejor), como en adultos mayores (en quienes mantener músculos fuertes representa mayor independencia para moverse), ya que la bioimpedancia puede evaluar el PhA de forma rápida, no invasiva y no se requiere que el paciente genere una fuerza muscular durante la prueba.

Redacción a cargo de Wendy López Romero, PhD

Analista de Investigación y Desarrollo en Drox Health Science. Doctora en Innovación en Biotecnología Médica y Farmacéutica. Máster en Biología Molecular. 

Fuente

Hirata, K., Ito, M., Nomura, Y., Yoshida, T., Yamada, Y., & Akagi, R. (2022). Can phase angle from bioelectrical impedance analysis associate with neuromuscular properties of the knee extensors?. Frontiers in Physiology, 1626.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top