Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

Mitos y realidades sobre el cáncer de mama; el perpetuo desafío de la humanidad

Entrevista al Doctor Emilio Murillo

De acuerdo con datos de la ONU, actualmente el cáncer de mama es el más común a nivel mundial, sobrepasando incluso al cáncer de pulmón, que durante más de dos décadas fue el más frecuente y mortal. Gracias a la implementación adecuada de programas de detección de enfermedades por parte de las autoridades sanitarias, así como de protocolos de investigación, muchas de las enfermedades que amenazan la prevalencia de las generaciones venideras, como los diferentes tipos de cáncer, la diabetes o diversas enfermedades cardiovasculares pueden ser prevenidas o tratadas a tiempo. Reducir la mortalidad causada por el cáncer de mama es uno de los desafíos más importantes en la práctica médica para la perduración de la especie humana.

Gran porcentaje de la mortalidad causada por el cáncer radica en que es muy precaria la cultura de la prevención. Aunado a ello, actualmente nos encontramos en la era de la sobrecarga informativa, especialmente en los medios digitales, donde se aborda el cáncer y un sinfín de temas relevantes de forma aparatosa y sin sustento científico. Así pues, es necesario mencionar que no todo lo que se dice sobre el cáncer es verdadero y que, por el contrario, existen diversos temas tabúes que deberían colocarse sobre la mesa a través de los expertos en salud correspondientes para despejar las dudas que muchas veces no nos decidimos a externar.

A continuación, algunos de los mitos y verdades más comunes sobre el cáncer de mama explicados por el doctor Murillo:

Dr. Emilio Murillo Ramírez. Médico Cirujano y Partero por la Universidad de Guadalajara. Especialidad en Medicina Interna en Centro Médico Nacional de Occidente, “Hospital de Especialidades Ignacio García Téllez”, Instituto Mexicano del Seguro Social, Delegación Jalisco. Médico adscrito al área de Oncología para el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco y para el IMSS/HGR110 desde 2010. Actualmente labora en CidVID Investigación Biomédica.  

¿Es doloroso el cáncer de mama por sí mismo o lo es por el tratamiento? 

Es complejo de explicar ya que depende de muchos factores; resulta molesto y doloroso por sí mismo y por los tratamientos oncológicos.

En los casos en que el cáncer se encuentra fuera del órgano donde se gestó (hablando del cáncer de mama, de la mama misma), lo llamamos cáncer de mama metastásico y el dolor depende de los sitios de las metástasis, ya que en ocasiones puede afectar el cerebro, hueso, pulmón y/o hígado, ocasionando síntomas por la lesión directa en dicho órgano. Los tratamientos oncológicos también producen molestias y dolor debido a que nuestras principales armas para el tratamiento del cáncer de mama son el uso de radiaciones (radioterapia), cirugía y quimioterapia. 

Los tratamientos oncológicos se aplican aún a sabiendas de que pueden producir daño en los pacientes ya que buscamos un beneficio mayor al daño que producen: curar la enfermedad. Las molestias principales a causa de los tratamientos oncológicos son la neuropatía (daño al nervio), linfedema (daño a la circulación sobre todo del brazo) por la cirugía y la quimioterapia, náuseas y vómito, caída del cabello, disminución de sangre y defensas, etc. 

¿Los implantes mamarios aumentan el riesgo de padecer cáncer? 

Los estudios científicos no han demostrado esa asociación de riesgo. Se consideran seguros siempre que se coloquen por un cirujano plástico certificado. (Referencia: Cancer among Scandinavian women with cosmetic breast implants: a pooled long-term follow-up study. Lipworth L, Tarone RE, Friis S, Ye W, Olsen JH, Nyren O, McLaughlin JK. Int J Cancer. 2009;124(2):490.)

¿El cáncer de mama no se desarrolla en mujeres jóvenes?

Falso. 

Uno de los principales factores para el desarrollo del cáncer de mama es el efecto hormonal, por lo que es raro encontrar cáncer de mama en niñas y adolescentes. 

Sí podemos encontrarlo en mujeres jóvenes, sobre todo un subtipo agresivo llamado triple negativo (ya que no expresa sensibilidad a hormonas y a la proteína/gen Her2 neu), este subtipo de cáncer de mama es más común en nuestra población latina si lo comparamos con la población anglosajona. 

Por lo anterior se recomienda realizar estudios como la mamografía, el ultrasonido mamario y la resonancia magnética si hay la sospecha aunque la mujer sea joven. 

¿El sobrepeso y la obesidad pueden provocar cáncer de mama? 

Verdadero, pero su influencia es baja en la producción de cáncer de mama. 

El sobrepeso y la obesidad tienen dos relaciones con el cáncer de mama, la primera es por un incremento en la producción de hormonas femeninas en la grasa, lo que aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama; y la segunda es que empeora el pronóstico en los pacientes con cáncer debido a que pueden presentarse daño a otros órganos vitales por la misma obesidad, similar a lo que se ha presentado con el COVID-19 (aumenta su morbilidad). 

¿La ropa interior muy ajustada, con varillas o la falta de su uso pueden ser detonates del cáncer de mama?

No, no son factores que incrementen el riesgo de padecer cáncer de mama. 

Pero en ocasiones la ropa ajustada puede hacer notar lesiones en la mama, por la misma incomodidad que provoca al presentarse una masa en la mama y esto hace que los pacientes acudan a recibir atención médica, por eso las personas lo relacionan. 

¿Los hombres no desarrollan este tipo de cáncer?  

Falso, los hombres pueden desarrollar cáncer de mama.  

Es más común en hombres con otras enfermedades que hacen que su tejido mamario (aunque escaso) sea más sensible al efecto hormonal de estrógenos (hormonas femeninas); algunas de estas enfermedades que incrementan el riesgo en el hombre son: síndrome de Klinefelter, cirrosis hepática, mutación del gen BRCA 1 y 2, etc. 

¿Cuáles han sido las dudas más extrañas que le ha han preguntado sobre el cáncer de mama? 

No creo que existan dudas extrañas, depende de la idiosincrasia personal. 

Pero me han preguntado que si el cáncer de mama es resultado de brujería, castigo por portarse mal o sentimientos que no dejaron salir. Pero el cáncer no surge debido a sentimientos, culpa o brujería. La carcinogénesis (formación de cáncer) se desarrolla debido a un mal funcionamiento de nuestros mecanismos celulares de adaptación y evolución; en otras palabras, los genes y mecanismos que nos permiten heredar a nuestros hijos (lo que llamamos evolución) nuestras fortalezas, no funcionaron de forma adecuada o presentaron una falla (a causa de múltiples factores, como el cigarrillo, hormonas, mutaciones genéticas, radiaciones, etc.) y se produjo una mutación que da origen a que una célula crezca de forma independiente y desorganizada y adquiera la capacidad de hacernos daño (en pocas palabras, cáncer). 

¿El tamaño de las mamas se correlaciona con las probabilidades de padecer la enfermedad? 

Falso. Lo que da el tamaño de la mama es la grasa, no necesariamente el tamaño de la glándula. No se relaciona el tamaño con el incremento de la incidencia del cáncer de mama. 

¿Tener hijos influye en la aparición del cáncer?

Verdadero, por la lactancia materna. Tiene una influencia benéfica, siempre que la lactancia sea por más de 6 meses. 

Dar de amamantar es un factor protector, ya que beneficia a la maduración del tejido mamario y en la disminución del efecto de los estrógenos sobre la glándula de la mama mientras dura la lactancia. Y si esto lo aunamos a que la leche materna es el mejor alimento para los bebés menores de 6 meses, es totalmente recomendable la lactancia. 

Referencia:

Noticias ONU (2021, febrero 9). El cáncer mató a diez millones de personas en 2020, la mayoría en países de renta baja y media. Recuperado de: https://news.un.org/es/story/2021/02/1487492

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top