Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

Investigación clínica: la era de la transformación digital

Por: Dante Alducin*

El señor Schultz abre la puerta de su refri para verificar cuánta leche tiene. Se da cuenta de que necesita comprar más. Como hombre de costumbres, sale a dar su habitual caminata diaria y decide que puede comprar algo de leche en el camino. Sin embargo, también se percata de que es un poco más tarde de lo acostumbrado y el cielo se está nublando. Antes de salir, toma su paraguas y su sombrero. Al regresar a casa, intenta llamar a sus nietos como lo hace, también habitualmente, cada semana.

A paso constante, deja su casa y empieza su caminata. Aunque está al final de sus setenta años, todavía goza de lucidez y se encuentra en buenas condiciones físicas. Pero, en esta ocasión particular, el señor Schultz se marea y camina con torpeza. El mundo a su alrededor se empieza a poner borroso y, luego, obscuro. Entretanto, a 3,000 kilómetros, en un centro de salud se recibe una señal con información más específica acerca del acelerómetro en el reloj del señor Schultz, que detecta un cambio repentino e inusual en su presión arterial y ritmo cardíaco. En un instante, toda la información acerca de la situación crítica del señor Schultz se procesa y registra. Más allá de cualquier duda, se determina que el señor Schultz ha tenido un accidente cerebral y se ha desmayado. Se envían alertas de inmediato al hospital más cercano —al área de urgencias— y se despacha una ambulancia rumbo a la ubicación del señor Schultz, de acuerdo con el GPS de su reloj. Su neurólogo recibe inmediatamente aviso vía SMS, mientras que sus tres hijos son contactados simultáneamente por teléfono. El señor Schultz ha estado participando en un estudio clínico relativo al accidente cerebral. Por lo tanto, el equipo de pruebas clínicas es avisado de inmediato.

Como se ejemplificó en la historia anterior, tanto la información como la manera en que se recolecta son revolucionarias. Los que solían ser puntos ciegos médicos, ahora se han vuelto bits infinitesimales de información crítica. Este nuevo fenómeno es verdadero en casi todos los aspectos de los medicamentos de investigación, incluyendo propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas, así como perfiles de seguridad, por nombrar algunas. Este nuevo fenómeno es lo que llamamos “transformación digital” y es revolucionario en todos los aspectos de cada industria. La investigación de la salud y la clínica no son la excepción. Como parte de la nueva relación entre los negocios, empezamos a ver cambios dramáticos en el corazón de la actividad de la investigación clínica. La transformación digital tiene implicaciones mayores y obliga a que la gente posea las habilidades necesarias para competir con decisión en este nuevo mundo. Las actividades tradicionales de la investigación clínica y el conocimiento ya no serán suficientes. Es preciso operar una síntesis entre la ciencia de la computación, el análisis de datos, los dispositivos personales, la información en tiempo real, la estadística y los nuevos algoritmos, junto con otros conjuntos de habilidades que van desde el manejo de tecnología de la información hasta la bioingeniería.

En la era de la transformación digital, nuestros empleos y nuestras vidas serán cambiados por esta revolución. Debido a esto, el señor Schultz —y muchos otros como él— tendrán una segunda oportunidad de hablar con sus nietos y seguir disfrutando las caminatas regulares vespertinas.

*Dante Alducin

Tiene 12 años de experiencia en el campo de investigación clínica especializada en oncología, actualmente se dedica a impulsar los estudios de inscripción a demanda a través de las redes sociales.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top