Clinical Research Insider

Recuperar la infancia a través del fútbol 

Orígenes Romero Porras 

Javier Marías, escritor cuyo reciente fallecimiento -a los setenta años de edad- ha conmocionado a miles de lectores, definió el fútbol como “la recuperación semanal de la infancia”. Muchos soñamos de niños con compartir un gol con nuestros héroes. Hemos sido testigos de grandes jugadas en la cancha, momentos que atesoramos toda la vida. Después, al crecer, nos parece que el balón rodaba mejor ante nuestros ojos,  cuando teníamos once años, que hoy a los treinta. Atrapar esos instantes es una virtud de la literatura. 

En Al estilo Jalisco, Juan Pablo Villalobos explora la obsesión por recuperar ese pasado que, al ser inasible, solo puede alcanzarse desde la ensoñación o la locura. En clave humorística, el autor jalisciense presenta una historia cuyo protagonista es, como Villalobos, un autoexiliado que aterrizó en Brasil pescando los recuerdos de aquella selección liderada por Pelé que lo enamoró en el Mundial de 1970.

Villalobos, nacido en 1973, se imagina a sí mismo en ese Estadio Jalisco que recibiera a los astros brasileños y se dedica a recrear los chispazos de genialidad de la verdeamarelha en la primera parte del relato; con tantos elementos pertenecientes a la realidad, pareciera encontrarse el lector frente a una maravillosa crónica, algo no ajeno a la bibliografía del autor. Sin embargo, en la segunda parte, el cómico protagonista se desdibuja por su propia mano atendiendo a las necesidades económicas de la adultez, demostrando así la teoría de Javier Marías: LA FELICIDAD QUE NOS PRODUCE EL RECUERDO DE INFANCIA DURA 90 MINUTOS. 

Bajar a la realidad significa, tanto para nosotros como para el protagonista, enfrentarse a lo que incomoda. No somos quienes quisimos cuando niños. Para cambiar nuestro mundo adulto, nos vemos obligados a una parodia del juego infantil. “No hay nada más serio que un niño jugando“, dice el también escritor futbolero Juan Villoro. Al estilo Jalisco es el extraño y poco serio juego del adulto que añora sus mejores años. Existe, implícita, una muy justa celebración de lo que llamamos en México “echar la cascarita” con los amigos, que para eso solo se requiere un objeto esférico.

La obra se divierte con la memoria. Se reconoce, mediante el giro criminal del protagonista, la imposibilidad del ejercicio: no volveremos al pasado, pero podemos pasar un lindo momento recordando los días en que pensábamos menos y actuábamos más. Juan Pablo Villalobos,  como amante del fútbol, se pregunta qué habría hecho si hubiera estado presente en 1970 y nosotros, lectores, disfrutamos en la segunda parte del relato esa conjunción del pueblo de Lagos de Moreno, sitio de infancia para el propio Villalobos, con la esencia pícara del mexicano. 

Estamos pues, ante una novela corta, que lo mismo divierte que reflexiona sobre las travesuras de la niñez o informa con lujo de detalle, para acercar a los futboleros más jóvenes a ese Mundial consagratorio para Pelé como jugador y para México como santuario de la pelota, pues en este mismo territorio, dieciséis años después, Maradona anotaría los dos goles más famosos de la historia.

Publicada en portugués en el año 2014, cuando Brasil fue sede mundialista y Villalobos vivía en Río, Al estilo Jalisco puede recobrar importancia en ciclos de cuatro años para quienes gustan de decir “el fútbol que yo vi es mejor que el de hoy”. Para comprobar la hipótesis, hemos de considerar la traducción al español en 2018, año en que, a decir de Pollo Blanco, editorial encargada de la publicación mexicana, “Miguel Layún le pisó el tobillo a Neymar en los octavos de Final de la Copa Mundial de la FIFA en Rusia”.

Pollo Blanco y Villalobos celebran la derrota mexicana, se alegran de que por lo menos los contrarios no se fueron inmaculados. Contrario a la famosa canción, Al estilo Jalisco no quiere hallar el olvido sino el recuerdo. 

Orígenes Romero Porras 

Licenciado en Historia por la Universidad de Guadalajara 

Exatleta paralímpico (2006-2017)

Interesado en la relación entre el arte y la historia. 

Analista literario.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio