Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

Quo Vadis Homo Sapiens

Opinión del Director, Marco Cid*

Cuando nos encontramos tratando de descubrir nuestro propósito en el mundo, nos damos cuenta de que sabemos muy poco de nosotros mismos. Ha sido difícil entender cómo nos originamos como humanos modernos, quiénes fueron nuestros verdaderos ancestros, si en verdad existió otro tipo de Homo sapiens en la Tierra… Estas preguntas se las han hecho grandes personajes de la biología evolutiva, como Jared Dimond o Yuval Noah Harari, quienes han desarrollado teorías de peso en la comunidad científica sobre nuestro pasado remoto, aun sin que una sola pueda contestar de dónde venimos.

Si bien se dice que solo hemos descubierto el 10% de nuestras civilizaciones antiguas, ciertamente creo que nos llevará al menos 50 años más poder encontrar una nueva “piedra de la roseta” que nos dé el siguiente paso al descubrimiento de nuestros antepasados. Me cuesta mucho aceptar que fuimos diseñados por obra de una evolución lineal a través del tiempo. Al ver la maravilla de nuestros organismos me doy cuenta de la complejidad de nuestra creación y reproducción, sin embargo, mi mayor asombro radica en que somos irrepetibles. Así pues, el fenómeno fascinante llamado Homo sapiens está destinado a descubrirse a sí mismo y a entenderse como parte fundamental de este universo infinito.

Ahora nos toca a nosotros comprender la gran maquinaria humana y comenzar a optimizarla, de manera que, en los años venideros, podamos gozar de una prolongada longevidad, de vidas sin enfermedades y de reemplazo de órganos creados en el laboratorio para llegar al fin último como especie: desarrollar humanos superdotados. 

El futuro es incierto, pero las posibilidades de que este sea próspero radican en las acciones que se implementan en la actualidad. Si bien, no hay nada más vacilante que el porvenir humano, la ciencia se manifiesta para afianzar el bienestar de las nuevas generaciones de la especie. Para muestra de ello, hemos sido partícipes de los grandes pasos que se han dado con el desarrollo de técnicas de edición genética, como la CRISPR/Cas9, nombrada por los científicos contemporáneos como la puerta a la perfección humana, sabiendo que dentro de este nuevo juego llamado divinidad, aún existen algunas incógnitas en el aire, como ¿qué les espera a las generaciones que no fueron editadas?, ¿qué privilegios tendrán los nuevos humanos? o ¿seremos todos iguales bajo los ojos de Dios? 

El tiempo apremia, porque la sociedad debe enfrentar nuevos retos; la inteligencia artificial juega un papel en contra de la formación del súper humano; en el futuro cercano, seres editados o sustituidos por las máquinas librarán batallas incesantes para definir cuál ente será el que reine el nuevo orden mundial. 

¿A dónde vas, Humano? O ¿de dónde vienes? Qué debemos responder primero…

*Marco Cid, Director

Químico-farmacéutico de la Universidad La Salle, MBA del ITESO, Alta Dirección por la Escuela de Negocios del IPADE. Experto en investigación y desarrollo de la medicina, empresario, fundador de varias asociaciones con y sin fines de lucro y desarrollador de una empresa privada de capital de inversión.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top