Clinical Research Insider

Clinical Research Insider

La ética médica en la actualidad

Entrevista a la doctora Ana Luisa Caballero Elvira, presidente del Comité de Ética de iBiomed

Mi nombre es Ana Luisa Caballero Elvira, de nacionalidad mexicana, con licenciatura en Nutrición Clínica, estudio que realicé en la Universidad del Valle de Atemajac; recién egresada fui invitada a colaborar como Coordinadora de Estudios Clínicos. Al principio imaginaba que se refería a un trabajo como investigadora, desarrollando protocolos y llevándolos a la práctica, sin embargo, fue todo lo contrario, un trabajo diferente, asombroso y satisfactorio, puesto que el desarrollo de nuevos fármacos implica un gran trabajo detrás de él que muchos desconocemos, además, se tiene la satisfacción de ayudar al paciente y uno hasta se convierte en parte de sus vidas.

Después ingresé en la práctica pública dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social, desempeñándome en el área de Nutrición, en el puesto de Nutricionista Dietista; a los 3 años de antigüedad tuve la oportunidad de ser Subjefa del departamento, además de participar como docente de diversas materias para distintos cursos. Recientemente fui seleccionada como Coordinadora de la Licenciatura en Nutrición Aplicada, curso ofertado por la institución como parte de su plan estratégico de formación continua para los trabajadores. Sin embargo, por cuestiones de intereses personales decidí continuar como Coordinadora de Estudios, recibiendo la invitación para formar parte del equipo de iBiomed, por lo cual estoy agradecida con el director por haber confiado en mí y posteriormente invitarme a formar parte del Comité de Ética, donde fungí como secretaria y actualmente como presidente.

Sin duda alguna, México es un país en desarrollo continuo, sobre todo en materia de salud. Muestra de ello es la esperanza de vida de la población mexicana, que ha pasado de 42 años en 1940 a 75 en el 2000 (1). ¿A qué circunstancias le atribuye tal desarrollo en nuestro país?

Yo se lo atribuyo principalmente al desarrollo dentro del área de la medicina, gracias al cual hemos tenido acceso a la atención médica de hospitales públicos y a la seguridad social, así como a los distintos programas que se han ido desarrollando a lo largo de nuestra historia. Puntualizo con aquellos que se generan a nivel de las decisiones presidenciales y por su puesto al desarrollo de nuevos tratamientos, sobre todo para las enfermedades del tipo crónico–degenerativas. Además, dicho desarrollo se relaciona con el hecho de contar en su gran mayoría con los servicios básicos dentro de las viviendas, como el agua potable, la cual es de vital importancia para prevenir muchas enfermedades del tipo gastrointestinales que anteriormente eran mortales.

Ahora, desde el otro lado de la panorámica, ¿cuál o cuáles cree usted que sean las áreas de oportunidad para mejorar el sistema de salud mexicano?

Como primera área de oportunidad o de mejora sería aumentar las plazas de médicos especialistas de acuerdo con el aumento poblacional, así como la creación de mejores programas en materia de salud para que la población tenga la oportunidad de acceder a las terapias más nuevas y con ello obtener una cura a su enfermedad o mejorar su calidad de vida.

En términos generales, ¿cuál es su definición personal sobre la noción de ética médica?


Desde mi propia experiencia puedo decir que es el cuidado del paciente dentro de un contexto de valores, los cuales adquirimos a lo largo de nuestra vida y principalmente dentro de la educación en casa; es no anteponer el avance de la ciencia poniendo en riesgo a poblaciones vulnerables. Debemos de olvidarnos de alcanzar un reconocimiento de la comunidad médica, debemos de recordar el juramento que realizamos al ser parte de esta área que es brindar nuestros conocimientos para salvaguardar la salud de los pacientes.

¿En qué medida cree usted que los futuros avances de la ciencia y las tecnologías médicas sean compatibles con la dignidad y la centralidad de lo humano?


Creo que aún nos falta mucho para que ambos caminos converjan en uno mismo. La tecnología ha dejado de ser un apoyo para la humanidad, en la actualidad lo es todo. Hay que fijarnos un poco en nuestro alrededor, por ejemplo, el estar al alcance de la población en general el internet. Es cierto, abrió fronteras en todo el mundo, es más fácil la comunicación mundial, ha venido a facilitar el trabajo, pero las redes sociales han hecho que dejemos en verdad de comunicarnos entre nosotros; nos encontramos en una reunión y solamente estamos al pendiente de nuestro
celular, haciendo de nuestra vida una realidad virtual en todos los sentidos.

En cuanto al avance e implementación de la mecatrónica dentro del área médica ha hecho que diversas cirugías tengan una mejoría más rápida y que sea de mínima invasión, pero vuelvo al mismo tema, la relación médico-paciente de igual forma ha cambiado, con esto no generalizo, sin embargo, el médico muchas veces está más atento a los programas en los cuales puede realizar la historia médica, y por ello olvida realmente observar al paciente, se centra en realizar preguntas y otorgar los medicamentos que puedan aliviar al paciente. En conclusión, nos ha deshumanizado con todos estos avances, hemos afectado a nuestro planeta en pro de la humanidad, así como a nosotros mismos deseando y viviendo en una realidad inexistente.

Sabemos que existen situaciones de compleja resolución en cuanto a avances médico-tecnológicos y la ética médica, como la validación de la clonación y el uso del cannabis con fines terapéuticos o la ingeniería de tejidos a partir de células madre, etcétera. En cuanto a América Latina, ¿cuál contexto (económico, sociológico, político y psicológico) cree que enfrentaría mayores problemáticas para su feliz resolución a futuro?

En cuanto a esta cuestión existe un serio debate entre la participación de todas las esferas de reflexión implicadas, hay que cambiar o, mejor dicho, incluir medidas legislativas para que la clonación y la ingeniería de tejidos a partir de células madre esté dentro de los fundamentos éticos para la sociedad. Existen países en los cuales ya está permitida la utilización de estos avances con fines terapéuticos, tal es el caso del Reino Unido, Suecia y Francia, por lo cual creo que científicos interesados en este tema inmigrarán a estos países para poder aplicar sus conocimientos en esta materia o, por ejemplo, a Estados Unidos, donde desde el punto de vista moral y ético se prohíbe hacer uso de fondos públicos, pero sí es permitido realizarlos por iniciativa privada, por lo cual, comprendo, analizan ambas posturas.

Por el contrario, la clonación de tipo terapéutica mediante la obtención de células madre ha abierto un camino de la medicina regenerativa creando esperanzas para enfermos graves que ven una nueva luz en sus enfermedades. Este tema ha abierto el debate religioso y el ético, que hasta el momento son inquebrantables para gran parte de la sociedad, por lo cual nos enfrentamos a un gran problema en el que la sociedad tiene ideas preconcebidas y la superficialidad mediática propia de nuestro tiempo no ayudan a alcanzar el objetivo de un consenso que permita el avance y el control del conocimiento científico en pro de la humanidad, tampoco debemos dejar el conflicto de los derechos, de quienes tendrán prioridad y deberán asumir responsabilidad en la elección. Es necesario saber confrontar el respeto a la dignidad de los seres humanos y el derecho de los enfermos a tener alcance a una esperanza de curación, ya que contribuyen de igual modo a la sociedad en la que viven.

En conclusión, creo que los dilemas que enfrentamos son demasiado grandes e irresolubles de manera inmediata hasta que se vean y analicen como problemas individualizados, es más fácil encontrar soluciones para todos mediante el pragmatismo y el sentido común a cada situación.

Referencia:

(1) Narro, José, R., Rodríguez, José, D.; Viesca, Carlos, T.; Abreu; Luis Felipe, H., 2004, “Ética y salud. Retos y reflexiones”, Gaceta médica de México, México, D. F., versión online.

Entrevista generada por Clinical Research Insider.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top